Pasos a seguir para salir de deudas en un tiempo prudente

El año 2020 estuvo marcado sin lugar a dudas por una serie de retos financieros para muchas personas que, debido a la pandemia por el Covid-19, se quedaron sin empleo o atravesaron la reducción de su salario. Para enfrentar esta difícil situación, varios ciudadanos tuvieron que solicitar créditos y buscar diferentes alternativas para el refinanciamiento de sus deudas.

Ahora, viene el gran desafío de cubrir los compromisos financieros adquiridos y salir de deudas en el menor tiempo posible para no seguir afectando la economía personal o familiar. Pero, ¿es esto posible? De acuerdo con Belén Luzón, jefe de negocios de Cooperativa Andalucía, la clave para evitar el sobreendeudamiento radica en ser una persona organizada con las finanzas.

“El secreto para salir rápido de las deudas es contar con un presupuesto claro respecto a mis ingresos, gastos y capacidad de pago; dejar de lado los gastos innecesarios; y, contar con un plan para cancelar esas deudas pendientes. Si son varias a la vez, es muy importante concentrarse en cancelar primero la deuda más grande completamente e ir abonando los montos mínimos del resto de deudas”, señala la especialista y brinda a continuación algunas estrategias para salir del endeudamiento en un tiempo razonable:

1. Enlistar las deudas: Revise sus estados de cuenta e incluya en una lista todas las deudas adquiridas. Escriba el nombre de la tarjeta de crédito o institución financiera, el saldo total de la deuda, la tasa de interés, las cuotas faltantes y la fecha límite de pago. Esto permitirá tener un enfoque más claro de los compromisos a cumplir para no seguirlos acumulando.

2. Elaborar un presupuesto: Para tener un panorama real sobre el dinero con el que dispone, debe realizar un presupuesto con el detalle de los ingresos y los gastos mensuales fijos que son imprescindibles en el hogar; a partir de ello, se debe asignar el saldo restante para cancelar las deudas. Sin un presupuesto, lo más probable es que termine malgastando el dinero sin siquiera notarlo, en cosas que no son necesarias. Esto puede causar un atraso en los pagos y aumentar los intereses. La experta financiera sugiere que para cancelar algunas deudas grandes, se destine un poco más del presupuesto al pago de las mismas. Si se recibe algún ingreso extra (impuestos, herencia, bono, lotería) hay que sumarlo al pago de la deuda.

3. Establecer un plan de acción: Una vez elaborado el presupuesto, es importante delinear un plan de acción con fechas y montos de pago; priorice aquella deuda que aparece en primer lugar para librarse de la carga económica más fuerte y calcule un pago fijo o mínimo para el resto de deudas para no generar más intereses. “Intentar pagar deudas sin un plan es mucho más lento y complicado, ya que no hay una visión clara de la estrategia que se va a llevar a cabo. Con un plan hay claridad y enfoque, dos aspectos indispensables al momento de pagar deudas”, expresa Belén Luzón.

4. Eliminar gastos innecesarios: Al encontrarse en una situación económica complicada, lo esencial es suprimir o reducir gastos que no son indispensables para la vida diaria. Por ejemplo, el servicio de televisión por cable, salidas a restaurantes caros, suscripciones a clubes sociales o el pago de la membresía del gimnasio, son placeres de los cuales puede prescindir mientras logra una estabilidad económica.

5. No aumentar las deudas: Si tiene una deuda muy grande, lo recomendable es dejar de generar más deudas hasta que haya cancelado las que estaban pendientes. Antes de solicitar un crédito debe tener clara su capacidad de pago. No se debe pedir varios créditos rápidos a la vez. La mayoría de los problemas de carácter crediticio consisten en sobreestimar los ingresos generados sin poseer ningún tipo de hecho que sustente dicha creencia.

6. Renegociar: Puede solicitar a la institución financiera acreedora algunas opciones para solventar sus deudas de acuerdo a la situación que viva. Pueden llegar a un acuerdo si se establecen condiciones claras. No es aconsejable que deje de lado estos pagos pendientes, de lo contrario su historial crediticio se verá afectado y a futuro no será sujeto de otros créditos o préstamos por parte del sistema financiero. Tenga en cuenta que la morosidad le puede generar mayores intereses y gastos de cobranza.

7. Priorizar el ahorro: Llegar a ser una persona ordenada con el dinero y tener la meta de ahorrar es posible. No importa si tiene un salario alto o muy bajo, usted puede tener una cultura de ahorro para no endeudarse a futuro y para ir cubriendo aquellas deudas que están pendientes. Luzón recomienda destinar al menos el 10% del ingreso y llevarlo en una cuenta separada para que no se convierta en dinero corriente. Asimismo, se puede poner a trabajar esos ahorros y hacer que su dinero crezca por medio de inversiones inteligentes y con el respaldo de varios productos financieros. En la actualidad existen varias alternativas de ahorro que pueden ayudar a que esta práctica se realice de manera frecuente, segura y rentable.

Comparte esta noticia: