RevisitAR: muestra de cine argentino para disfrutar desde casa

Del 15 al 20 de septiembre está disponible para el Ecuador la muestra de cine argentino RevisitAR, un espacio online planteado para volver a pensar en el cine como un punto de encuentro, diálogo y comunidad entre los amantes del séptimo arte. Lo particular  del evento es que todos los filmes guardan un hilo conductor: la espera. Ese sentimiento que está presente y que ahora se ha convertido en parte de la cotidianidad.

La distribuidora de cine independiente VAIVEM ha escogido cuidadosamente las cinco películas de este pequeño festival de cine, el mismo que ya fue exhibido en Lisboa con total éxito. El material estará disponible al público de forma gratuita en la página web: https://www.vaivem.com.ar/ ,  desde el lunes 15 de septiembre, por 24 horas, a partir de las 19h00 cada día.

Además, los usuarios podrán disfrutar de un pequeño conversatorio con los directores, productores y actores; una vez terminada la película.  Este guiño surge para recordar a los espectadores cómo eran los festivales de cine presenciales, y que tanto se extrañan. Para los organizadores, esta actividad ha sido un desafío nuevo, pues los ha llevado a repensar su obra, algo que casi no pasa.

La primera película de la muestra es un documental muy especial de María Álvarez, Las Cinéphilas, el cual retrata un grupo de mujeres, de formación cinéfila hasta la médula, que dilatan sus días en la oscuridad de las salas de cine.

LAS CINÉPHILAS, María Álvarez / Documental, 2017, 81’

“Me interesa el mundo interior, eso que te puede salvar en la vejez”, dice la realizadora sobre esta conmovedora cinta sobre el paso del tiempo, sobre la cine. Álvarez acompaña a seis mujeres jubiladas en tres países distintos, Argentina, España y Uruguay, que comparten un inmenso amor por el cine. A través de conversaciones, confesiones, deambulaciones por Montevideo, en el balcón en un crepúsculo de Madrid, al cruzar una calle en Buenos Aires o en una carrera para llegar a la sala durante el Festival de Mar del Plata, aprendemos más sobre estas mujeres que nos hablan, por ejemplo, sobre Bergman o que buscan el tiempo perdido de Proust.

En el segundo día, 16 de septiembre se exibirá  El Día que Resistía, un thriller sutil. Esta airosa ópera prima de Alessia Chiesa sigue de cerca con bastante madurez y gracia a tres hermanos pequeños y su perro quienes, solos, esperan a los padres en una casa en el medio del campo.

EL DÍA QUE RESISTÍA, Alessia Chiesa  / Ficción, 2018, 98’

Fan, Tino y Cla (9, 7 y 5 años) son tres hermanos que esperan el regreso de sus padres en una casa de campo. Entre caramelos y juegos con Coco, su perro atento, lecturas de Hansel y Gretel y cepilladas de dientes, la espera continúa y transforma a aquel ambiente lúdico y divertido en una soledad algo inquietante y misteriosa. Chiesa, en este primer largometraje, compone con gran sensibilidad y criterio una escala de disonancias y sintonías con una mirada singular sobre la infancia, que le teme tanto a la oscuridad como a la frescura.

Jueves 17 de septiembre: la hora de viajar a través de la magia característica de los clásicos con La Vendedora de Fósforos de Alejo Moguillansky.  Un matrimonio y su pequeña hija sustraen el significado de la palabra “rutina” al releer el célebre cuento de Andersen.

LA VENDEDORA DE FÓSFOROS, Alejo Moguillansky  / Ficción, 2017, 71’

En 2014, el compositor alemán Helmut Lachenmann presentó su versión de La Vendedora de Fósforos de Hans Christian Andersen en el Teatro Colón de Buenos Aires. A partir de aquí, Moguillansky nos lanza a una órbita de menciones y referencias. Un matrimonio porteño y su hijita, una ciudad en plena huelga de transportes, una orquesta en crisis de servicio público, una pianista brillante (Margarita Fernández), siempre algo de humor, un guerrillero del Ejército Rojo alemán y Al Azar Baltazar de Robert Bresson en distintos puntos marcan el ritmo. 

Para el viernes 18,  la película escogida será  Mochila de Plomo.  Se trata de las aventuras de dos adolescentes de mirada madura que buscan la respuesta a un gran dilema. Darío Mascambroni vuelve a filmar a su provincia natal, Córdoba, y nos entrega este lindísimo coming of age.

 

MOCHILA DE PLOMO, Darío Mascambroni / Ficción, 2017, 67’

Después de Primero Enero (AR 2017), Mascambroni regresa con esta hermosa película a rodar en Córdoba, provincia que ha dado lugar a algunos de los títulos más emocionantes del cine argentino contemporáneo. Tomás tiene 12 años, es inquieto y consciente del mundo que lo rodea, y vive con su madre. Perdió a su padre hace unos años pero no sabe cómo y, junto a su amigo Pinchín y una pistola en la mochila, va en búsqueda del significado detrás de tantos relatos contradictorios y eufemismos sucesivos. 

La muestra RevisitAR termina con uno de los filmes más sui géneris de los últimos tiempos, La Película Infinita de Leandro Listorti, que consigue la pureza de hacer una película increíble a partir de otras películas que nunca fueron terminadas.

LA PELÍCULA INFINITA, Leandro Listorti  / Documental, 2018, 54’

AR se despide de esta 5ª edición con un hermos o rompecabezas cinematográfico que cuenta la historia de lo que no sucedió. A partir de fragmentos yuxtapuestos, Listorti construye un camino a través de más de diez películas que nunca terminaron, por ejemplo, El Eternauta (1968) de H. Gil, Zama (1984) de N. Sarquís, Sistema Español (1988) de M. Rejtman o El Ocio (1999), de M. Llinás y A. Mendilaharzu. Una especie de Frankenstein que es una panorámica del material encontrado, pero es sobre todo, una historia paralela del cine argentino.

Tomás Astudillo, productor de la muestra RevisitAR explica que lo que más extraña es ver la reacción del púbico cuando termina una proyección. Para él, el cine es un lugar comunitario y con esta actividad virtual aspiran a que no se pierda la esperanza de reecontrarse.  Por otra parte, las herramientas digitales abrirán las puertas a VAIVEM para descubrir en dónde se encuentra el público cinéfilo en el Ecuador. Antes de la pandemia, no podían acceder a las salas de cine de todo el país, ahora podrán estar en todas las pantallas.

Tomás resalta que RevisitAR es especial por su línea editorial,  guarda un hilo conductor donde se procura hacer de la espera un sentimiento de anhelo. De esperanza por volver a encontrarnos desde todos los espacios artísticos. El acercamiento entre realizadores y espectadores, mediante los conversatorios,  permite al cine independiente crear un vínculo con la gente, lo que no pasa con las grandes plataformas de streaming, muy populares actualmente.  

Comparte esta noticia: