Plasma convaleciente: ¿Por qué es tan importante donar sangre después de superar el COVID-19?

Las casas de salud hacen un llamado a aquellas personas que se han curado de COVID-19 y que cumplan con los requisitos para ser donantes de plasma convaleciente con el fin de realizar el procedimiento de extracción de plasma y poder así salvar vidas.

En Ecuador se desarrolló un Consenso Multidisciplinario informado en la evidencia MTT2-PRT-0019 sobre el tratamiento de COVID-19, dicho documento recomienda el uso del plasma convaleciente en pacientes infectados agudos, considerando actualmente una opción, la cual consiste en promover la realización de ensayos clínicos con el objeto de demostrar su eficacia.

Se recomienda el uso de plasma convaleciente mediante la implementación de un protocolo de obtención de plasma que garantice la seguridad del donante (convaleciente de COVID 19), del receptor (paciente) y el procesamiento del plasma, lo cual se regirá a los principios éticos y técnicos de la Medicina Transfusional y Hemovigilancia, también indica que la decisión clínica del uso de plasma convaleciente se basará en los parámetros de severidad de la enfermedad, comorbilidades asociadas del paciente y complejidad del hospital.

El doctor Marco Herdoíza Holguín director técnico del hemocentro de la Cruz Roja, señala que este procedimiento se realiza en pacientes que han sido dados de alta de la enfermedad causada por el Covid-19, pasados 14 días de presentarse la sintomatología.

Actualmente, la Cruz Roja Ecuatoriana tiene un convenio con los hospitales: Pablo Arturo Suárez,  IESS Sur y el hospital de Calderón, en Quito. Ellos les proporcionan el listado de personas que han sido dadas de alta de COVID-19 y voluntarios de la institución se encargan de contactarlos. Durante este tiempo, han conseguido contactar a 500 personas; sin embargo, apenas 150 personas han respondido para la donación de plasma.

El doctor Herdoiza explica que esta falta de respuesta de la ciudadanía se debe ante el desconocimiento y al temor. Muchas personas, al ser contactadas, dicen que se reservan la donación para hacerlo cuando un familiar lo necesite;  otros que argumentan que su estado de salud aún no les permite donar. El problema, según el especialista en medicina transfucional , es que los anticuerpos están presentes a partir del día 14 y van desapareciendo hasta los tres meses. Por esta razón, la Cruz Roja junto con SIMED emprendieron una campaña para invitar a la gente que se ha recuperado del croronavirus a que se acerque a donar su plasma y así poder salvar más vidas, comprometidas a causa del mortal virus.

Quienes estén interesados en donar sangre con este fin, deberán contactarse con la Cruz Roja Ecuatoriana, acercarse a llenar unos formularios y someterse a análisis de laboratorio que permitirán detectar si la persona es apta para realizar la donación de plasma. Los donantes pueden hacer este procedimiento hasta por tres veces; en cada donación, se extrae una bolsa de 500 ml de sangre, la cual se usa exclusivamente con un paciente.

Alexandra Caro, bacterióloga y vocera de SIMED, explica que la empresa ofrece este tipo de tecnología y que ahora la han puesto a disposición de la Cruz Roja Ecuatoriana, con el fin de salvar la mayor cantidad de vidas posibles. El hemocentro está equipado con  las mejores máquinas para realizar las donaciones de una manera segura, eficiente y confortable para los donantes. Entendiendo está necesidad tan grande que hay por la pandemia de Covid-19 y viendo que hay un efecto terapéutico  en la transfusión del plasma convaleciente a los pacientes.

#EstamosActivados ¿Eres uno de los pacientes que superó al #COVID19? Tu plasma podría ayudar a disminuir la letalidad...

Publicado por Cruz Roja Ecuatoriana en Domingo, 2 de agosto de 2020

Los potenciales donantes deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Diagnóstico previo de COVID-19 documentado por una prueba de laboratorio
  • Resolución completa de los síntomas al menos 10 días antes de la donación, y disponer de 1 prueba (obligada), 2 pruebas (recomendable) de PCR negativas en un intervalo de 24/48 horas.
  • Los donantes serán masculinos y sin antecedentes de transfusión. En caso de donantes femeninos sin historia gestacional, abortos ni transfusiones previas.
  • El candidato a donante será sometido a una entrevista médica previa a cada extracción, que garantice el cumplimiento de los criterios y requisitos establecidos por el programa nacional de sangre del Ministerio de Salud Pública.
  • La serología y prueba NAT será negativa para los virus VHB; VHC; HIV 1-2 y prueba serológica para sífilis y chagas.
  • Se deberán evitar las excepciones en los criterios utilizados de forma habitual en nuestro país, estos criterios se compilan en la Normativa Técnica de Donación de Sangre. El donante está dispuesto y en capacidad de firmar el consentimiento informado. Se podrían considerar excepciones según los criterios del banco de sangre y del hematólogo.

Tal como establece la norma técnica de Donación de Sangre con Acuerdo Ministerial 5317, se garantizará a los donantes la confidencialidad de toda la información facilitada al personal autorizado relacionada con su salud, de los resultados de los análisis de sus donaciones, así como de la trazabilidad futura de su donación; acorde además con el artículo 7 de la Ley Orgánica de Salud y el Reglamento para el manejo de la información confidencial en el Sistema Nacional de Salud. En la donación de plasma de donantes convalecientes de COVID-19 se deberán mantener los principios de altruismo y donación no remunerada, así como recabar un documento de consentimiento informado.

La extracción se realiza en centros autorizados, bancos de sangre, servicios de medicina transfusional tipo III. En la ciudad de Quito se realiza en la Cruz Roja Ecuatoriana bajo agendamiento previo a los números: 0999372450 y 0984077221. El paciente donante requiere estar NO en ayunas, bien hidratado, haber comido proteínas.

La Cruz Roja Ecuatoriana se compromete a retirar a los donantes desde las direcciones de referencia, llevarlos al Hemocentro de Calderón, donde se realiza este procedimento específicamente, y dejarlos en el mismo lugar dos horas después para garantizar incluso su traslado seguro.

Comparte esta noticia: