Fondo de emergencia 2021: ¿cómo crearlo, con cuánto y por qué?

El 2020 y el COVID 19 dejan varios aprendizajes en relación al manejo de la economía familiar; los hogares han tenido que afrontar gastos imprevistos debido a enfermedades, pérdida de empleo, cierre de negocios, entre otros. En este contexto y a propósito del inicio de un nuevo año incierto, contar con un fondo de emergencia familiar se vuelve una necesidad básica para afrontar el 2021. “Se trata de un instrumento fundamental conformado exclusivamente por una cantidad de dinero independiente al programa de ahorro mensual, pues su objetivo principal es cubrir emergencias económicas sin afectar las finanzas habituales”, explica Elizabeth Arellano, ejecutiva del Programa de Educación Financiera “Aprende” de Produbanco.

¿Cómo construir este fondo de emergencia y cuáles son las razones principales para trabajar en ello, sobre todo en un año en que la pandemia continúa? Existen algunas pautas básicas que se pueden seguir y algunas recomendaciones para reconocer cómo puede aportar a las finanzas del hogar. A continuación las más importantes:

Pautas para crear un fondo de emergencia:

  • Lo más recomendable es destinar por lo menos un 10% de los ingresos mensuales del hogar para el fondo. En el caso de tener sueldo fijo, lo ideal es fijar una meta financiera mensual y que sea permanente; para ello es importante la disciplina. Este monto no debe ser negociable.
  • Los primeros meses de creación del fondo debe estar enfocado a reunir al menos la cantidad de 3 meses de sueldo. Posterior a ello, se aconseja seguir alimentándolo mensualmente. Sin embargo, el plan puede ajustarse a las posibilidades de cada persona y a medida que pase el tiempo se puede incrementar el monto destinado.
  • El instrumento más adecuado para administrar el fondo es una cuenta de ahorro exclusiva y que se maneje por medio de débito automático a la cuenta en donde se transfiere el sueldo. Para ello se establece un monto fijo para que el banco haga el débito cada mes. Esto permite optimizar tiempo y ayuda a mantener el fondo.
  • Los primeros meses de creación del fondo debe estar enfocado a reunir al menos la cantidad de 3 meses de sueldo. Posterior a ello, se aconseja seguir alimentándolo mensualmente. Sin embargo, el plan puede ajustarse a las posibilidades de cada persona y a medida que pase el tiempo se puede incrementar el monto destinado.

¿Cuánto debe tener el fondo de emergencia?

El monto del fondo necesario para enfrentar imprevistos depende del tipo de emergencia. De todas maneras, lo más aconsejable es lo siguiente:

  • Enfermedad catastrófica: tener acumulado de 3 a 6 meses del ingreso total del hogar y contar con un seguro de salud.
  • Pago del arriendo: mínimo 6 meses de sueldo.
  • Pago del arriendo: mínimo 6 meses de sueldo.
  • Tratamiento médico imprevisto: mínimo 3 meses de sueldo.
  • Para reparar algún electrodoméstico dañado o arreglo inesperado del vehículo: mínimo un mes.

¿Por qué es importante este fondo?

  • Estar preparados: El fondo ayuda a enfrentar situaciones imprevistas, mismas que toda persona debe tener conciencia de que pueden ocurrir. Si bien, en la actualidad se puede contar con un trabajo y con un ingreso fijo, esto puede cambiar de un momento a otro. Estar consciente de ello es clave, ya que esto favorece a crear el fondo y mantenerlo. De esta manera, en caso de perder el trabajo se cuenta con un monto para cubrir gastos como comida, arriendo, planillas, educación u otros que no esperan.
  • Cuidar las finanzas familiares y personales. Al contar con un fondo se puede enfrentar de mejor manera los imprevistos, ya que ayuda a cuidar las finanzas del hogar y no caer en sobreendeudamiento. Tener el fondo exclusivo permite cubrir estos gastos sin necesidad de cargarse de nuevas deudas.
  • Priorizar el ahorro. Contribuye a cuidar el ahorro familiar, ya que se cuenta con dos montos diferentes, uno para enfrentar adversidades y otro para cumplir metas (el ahorro).
  • Afrontar deudas. Uno de los principales problemas de no contar con un fondo de emergencia surge cuando la familia tiene deudas ya adquiridas. Si existe una deuda, como una hipoteca o un préstamo estudiantil, se recomienda que el fondo de emergencia cuente con al menos 6 meses del sueldo. Así, al perder una fuente de ingreso se pueda cubrir las cuotas sin caer en mora, ni en acumulación de intereses.
Comparte esta noticia: