Europa endurece las restricciones de cara la tercera ola

En Europa se endurecen las restricciones a la libre movilidad de las personas para detener la propagación del coronavirus. En Portugal se prorrogó el Estado de emergencia hasta el 15 de enero, incluido un toque de queda nocturno. En un día detectaron diez mil infecciones. Irlanda, que escapó de la segunda ola, registra ahora una explosión de casos y ha optado por cerrar escuelas y obras de construcción durante tres semanas. Lo decidió porque los hospitales de todo el país están llenos de pacientes con Covid-19. En Francia todo apunta a que se mantendrán las restricciones para cafés, bares o estaciones de esquí. En tanto el ejecutivo planifica abrir 800 centros de vacunación en las próximas dos semanas. 

Comparte esta noticia: