El G7 promete “apoyo indefinido a Ucrania” y anuncia nuevas sanciones contra Rusia

Los líderes del G7 -Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania-, reunidos desde ayer en Elmau (sur de Alemania) expresaron hoy su condena por el ataque contra un centro comercial de la localidad ucraniana de Kremenchuk, que calificaron de “abominable crimen de guerra” y que ha causado al menos diecinueve muertos y cincuenta y nueve heridos, según los últimos reportes.

La declaración especifica que el apoyo a Ucrania se prolongará “todo el tiempo que sea preciso”, al tiempo que apremia a Rusia a no bloquear las exportaciones del trigo ucraniano, sino a posibilitar su salida a través de “corredores libres”.

“Hemos decidido ampliar las sanciones para restringir aún más el acceso de Rusia a tecnologías e industrias clave y otros recursos”, apunta la declaración emitida por la presidencia alemana del G7, tras la intervención virtual del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ante los líderes del grupo.

El objetivo de dichas sanciones es actuar sobre Rusia, por su responsabilidad en crímenes de guerra, ejercicio ilegítimo de su autoridad sobre Ucrania y esfuerzos destinados a incrementar la inseguridad alimentaria global”, prosigue, por su bloqueo “ilegítimo” del grano ucraniano.

Comparte esta noticia: