Ecuador: Se han reportado un total de 538 incendios forestales en lo que va del 2020

Por cuarto año consecutivo, el Ministerio del Ambiente y Agua, en coordinación con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, el Ministerio de Educación, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, y el Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1, presentaron la Campaña “No más incendios forestales”, una iniciativa cuyo objetivo es prevenir los incendios forestales que ocurren en esta época de verano en nuestro país.

El ministro del Ambiente y Agua (e), Paulo Proaño señaló que “como resultado de las acciones que implementa el Gobierno Nacional presentamos la Campaña Nacional de Prevención ‘No más incendios forestales’ como una iniciativa que busca fomentar la participación ciudadana a través de acciones de prevención para la reducción y mitigación de este tipo de flagelos, a favor de la protección y conservación del patrimonio natural del Ecuador y en beneficio de toda su población”.

Una de las estrategias para reducir el impacto negativo del fuego sin control en la biodiversidad del país, es la prevención, como un mecanismo efectivo que prioriza el trabajo del Gobierno Nacional en materia de educación ambiental, generando política pública, formando capacidades técnicas de las comunidades y la cooperación conjunta entre las diferentes instituciones.

Patricia Carrillo, directora Nacional de Gestión de Riesgos del Ministerio de Educación, mencionó que esa cartera de Estado “ha implementado el Programa Tierra de Todos, cuyo objetivo es el promover y fortalecer la cultura de consciencia ambiental a la comunidad educativa, a través de la integración de un enfoque ambiental basado en valores, orientación, ética y calidad en todo el sistema educativo con la idea de formar ciudadanos ambientalmente responsables”.

Eber Arroyo, subdirector General del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, hizo un llamado a la ciudadanía para evitar el uso del fuego en zonas sensibles ya que “los incendios forestales ocasionan grandes pérdidas de flora, fauna y microrganismos que cumplen un rol fundamental en el equilibrio del ecosistema”.

Rommel Salazar, director General del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, indicó que las instituciones “reafirmamos nuestro compromiso de fortalecer la cultura de prevención, como un llamado a la corresponsabilidad ciudadana a tomar consciencia de lo importante que es asumir medidas contra incendios”.

Por su parte, Christian Mendoza, subsecretario de Producción Forestal del Ministerio de Agricultura y Ganadería, reconoció que los “incendios forestales son una problemática que han afectado a los bosques y a las plantaciones forestales productivas de nuestro país, que han ocasionado pérdidas considerables a nivel económico y de producción. Es por ello que reafirmamos nuestro compromiso por estas iniciativas para prevenir y mitigar los impactos de los incendios forestales en el país”.

Así también, el Ministerio del Ambiente y Agua entregó equipamiento de protección personal y herramientas para la prevención y combate de incendios forestales a guardaparques de la Reserva Geobotánica Pululahua, del Refugio de Vida Silvestre Pasochoa, de la Reserva Ecológica Los Illinizas y el Área Nacional de Recreación el Boliche, insumos fundamentales para el proceso de formación continua de las Brigadas Especialistas en Manejo Integral del Fuego.

“No más incendios forestales” es una iniciativa que se desarrollará a nivel nacional entre agosto y octubre de este año, a través de campañas de concientización de la población para la prevención de los incendios forestales. Según cifras del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, en lo que va del año 2020 se han reportado un total de 538 incendios forestales con una afectación de 5.050,39 hectáreas de bosques y vegetación nativa.

Sanciones

Artículo 246 del Código Orgánico Integral Penal:

  • De tres a seis meses de prisión: las quemas agrícolas o domésticas realizadas por las comunidades o pequeños agricultores dentro de su territorio que se vuelven incontrolables y causan incendios forestales.

 

  • De uno a tres años de prisión: La persona que provoque directa o indirectamente incendios o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos o plantados o páramos.

 

  • De trece a dieciséis años de prisión: Como consecuencia de este delito se produce la muerte de una o más personas.

 

Fuente: Boletín de prensa Ministerio del Ambiente y Agua.

Comparte esta noticia: