Ecuador presentó el Libro Blanco de Bioeconomía.

0
77
El libro examina la relación entre la economía global y el ambiente.

Se presentó el Libro Blanco de Bioeconomía, un instrumento fundamental para la economía nacional y la transición ecológica. El libro abarca un análisis detallado sobre la relación entre la economía global, el ambiente y la bioeconomía, incluyendo aspectos productivos, tecnológicos, económicos, legales, políticos y ambientales. Las ministras de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), Sade Fritschi, y de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP), Sonsoles García, oficializaron la presentación del Libro Blanco de Bioeconomía en Tena, provincia de Napo, este 11 de abril de 2024. La iniciativa es el resultado del Proyecto de Asistencia Técnica para Fortalecer la Política Pública de Bioeconomía y Conservación de la Biodiversidad, desarrollado con el respaldo de la Agencia de Desarrollo Francesa (AFD), la administración del Fondo de Inversión Ambiental Sostenible (FIAS) y el liderazgo técnico de Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). El Libro Blanco de Bioeconomía fue construido con la participación de 292 actores pertenecientes a diversos sectores vinculados con la bioeconomía en Ecuador. Entre los hitos más destacados se resalta la definición de la bioeconomía en el contexto nacional con miras al 2033, año en el que se espera que Ecuador haya transformado su estructura productiva, fomentando la innovación, la sostenibilidad y el aprovechamiento responsable de los recursos biológicos. En este contexto, Sonsoles García, titular del MPCEIP, destacó la importancia de identificar y adoptar nuevas formas de participación en las cadenas de valor a través de una gestión de recursos más sensata. Por su parte, Sade Fritschi, ministra del MAATE, resaltó la importancia de la bioeconomía como una alternativa vital al modelo de producción convencional, ofreciendo una vía para impulsar la diversificación productiva, aprovechar de manera sostenible los recursos naturales y generar fuentes de empleo que eleven la calidad de vida de las familias.

Nota: