Dietas vs. estilo de vida saludable en medio de la “nueva normalidad”

Muchas personas han cambiado sus hábitos en los últimos meses, entre ellos la alimentación. Ahora las familias buscan equilibrar su dieta con frutas y verduras que fortalezcan su salud. En el proceso, puede resultar aburrido mantener el mismo menú y lograr adaptarse a un régimen estricto en el consumo de alimentos no es sencillo. Por eso,  Susan Bowerman – directora senior de nutrición de Herbalife Nutrition señala algunas sugerencias para establecer un estilo de vida más saludable sin caer en la rutina.

 

¿Cómo evitar sentirse aburrido con la dieta?

 

  • Pruebe nuevas frutas y verduras. Cada bocado de frutas y verduras tiene menos calorías que los alimentos con proteínas o los granos y está lleno de nutrientes. Estos alimentos ofrecen al organismo una gran cantidad de nutrientes. Si ya no se tolera un plato de espinaca un día más, es posible variar con kale o acelga con mostaza especiada. Lo ideal es hacer cambios de sabores y sorprender a las papilas gustativas, probar una gran variedad de comestibles que guarden los mismos valores nutricionales que se explican en las dietas.

 

  • Cambie el orden de las comidas y alimentos. En general, los planes de comidas están diseñados para distribuir los alimentos en varias comidas y refrigerios durante el día; en parte, para ayudar a controlar el hambre y para ayudarlos a mantener la energía física y mental. Esto no significa que no pueda cambiar un poco el orden de las cosas. Tal vez el plan indique un refrigerio con proteína a media mañana pero no hay deseos por comerlo; se puede mover ese refrigerio para más tarde en el día. De igual forma, si se prefiere una comida más grande al mediodía, en lugar de una cena grande como indica el plan, adelante, es posible cambiarlo. La hora del día en que consumen sus calorías no hace mucha diferencia en la medida en que no excedan las calorías totales. Y no existe ninguna razón por la cual no se pueda comer “alimentos del desayuno” a la noche y comer lo que queda durante la mañana.

 

  • Agregue más aderezos a sus alimentos.  Es posible agregar más sabor a los alimentos de una dieta con aderezos como: hierbas, especias, jugos de cítricos y ajo, cebolla o un toque de vino o vinagre. Aquí intervienen también los condimentos: mostaza, salsa para carnes o salsa de soja.

 

  • Transforme sus recetas favoritas.  Con algunas sugerencias y trucos para transformar las recetas podrán, con algo de experimentación, satisfacer los deseos por sus comidas favoritas sin romper la dieta. Una vez que dominan una receta, compártanla e intercámbienla con sus amigos. Es sorprendente lo rápido que pueden armar una colección de recetas saludables.

 

  • Encuentre comidas de restaurantes que funcionen con su plan de comidas. Hacer dieta puede ser aburrido las personas se convencen de disfrutar de ir a comer afuera. Pero no existen motivos para evitar los restaurantes, -incluyendo comidas al paso- . El truco está en encontrar lo que  resulte con la dieta y no en contra de ella. Ciertos tipos de comida como la asiática y  mediterránea funcionan; ofrecen entre sus opciones, verduras y proteínas magras que ayudan con la dieta. También, muchos restaurantes incluyen la cantidad de calorías en sus platos y puede ser de gran ayuda para planificar de antemano el pedido.
Comparte esta noticia: