“Sugar daddies”: las mujeres con relaciones con hombres mayores para financiar una vida glamurosa

En Kenia, cada vez más mujeres jóvenes utilizan a hombres mayores para financiar un estilo de vida que mostrar en las redes sociales

El sexo transaccional, antes impulsado por la pobreza, es cada vez más potenciado por la vanidad.

Eva, una estudiante de aviación de 19 años, estaba sentada en su minúscula habitación en cuarteles compartidos en la localidad de Kitengela, Kenia, sintiéndose arruinada, hambrienta y desesperada.

Utilizó los 100 chelines kenianos que le quedaban en la cartera y tomó un autobús al centro de la ciudad, donde buscó al primer hombre que le pagase por tener sexo con él. Tras 10 minutos en un callejón sórdido, Eva volvió a Kitengela con 1.000 chelines, suficiente para comer el resto del mes.

Sugar daddies: las mujeres con relaciones con hombres mayores para financiar una vida glamurosa

Hace seis años, cuando estaba en la universidad, Shiro conoció a un hombre casado casi 40 años mayor. Al principio, recibía de él solo comestibles. Luego fueron viajes al salón de belleza.

Dos años después del comienzo de la relación, el hombre la mudó a un nuevo apartamento porque quería que estuviera más cómoda. Dos años después, le dio a Shiro un pedazo de tierra en el condado de Nyeri como muestra de compromiso.

A cambio, puede dormir con Shiro cuando le apetece.

La experiencia de Eva es sexo transaccional en su forma menos adornada, un encuentro rápido causado por la desesperación.

La historia de Shiro ilustra un fenómeno más complejo: el intercambio de salud y belleza por ganancias financieras duraderas, motivado no por el hambre sino por las aspiraciones, embellecido por las estrellas de las redes sociales, con frecuencia envuelto en las formas de una relación.

Los hombres mayores siempre han usado los regalos, el estatus y la influencia para comprar el acceso a mujeres jóvenes. El “sugar daddy”, como se conoce en inglés a estos hombres “de azúcar”, probablemente ha estado presente en las sociedades durante tanto tiempo como la prostitución.

Pero en Kenia, así como en otros países africanos, este tipo de relaciones parecen haberse hecho más frecuentes y más visibles: lo que antes se escondía, ahora es público, en los campus universitarios, en bares y ahora en Instagram.

Fuente: T13
COMPARTE ESTA HISTORIA

Acerca del Autor

Sindy Cornejo

Noticias Relacionadas