Si no debo usar cotonetes, ¿cómo me limpio las orejas?

Si no debo usar cotonetes, ¿cómo me limpio las orejas?

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que ni siquiera debes preocuparte tanto por este hábito, por la simple razón

El oído tiene la capacidad de “autolimpiarse”, por lo que sólo se necesita limpiar la oreja desde fuera. Ningún fluido o agente externo debe ser insertado en el oído, a menos que sea parte del tratamiento recomendado por un especialista.

copy of enlaces mx 7

Existen casos en específico donde se produce cerumen en exceso o infecciones que requieren limpieza urgente, pero bajo ninguna circunstancia las personas con esta condición deben limpiarse por sí solas. Se debe acudir con un especialista que utilizará herramientas y sustancias específicas para hacer la limpieza manual. Se recomienda visitar al otorrinolaringólogo entre una y dos veces al año para un chequeo y limpieza general de la zona.

copy of enlaces mx 6 0

A pesar de lo anterior, hay métodos que si puedes emplear tu mismo para darle una limpieza básica a tus oídos. La Academia Americana de Cirugías en Otorrinolaringologia, recomienda que humedezcas un paño y des masajes circulares en tu oreja para limpiarla, pero sin insertar el paño en el canal auditivo.

Adicional a lo anterior, si sientes un bloqueo por el cerumen, la institución sugiere que intentes colocar de manera muy cuidadosa unas gotas de glicerina, peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida: ello debería ayudar a despejar la obstrucción en el canal auditivo.

 

Fuente: Vix

AUTOR

Sindy Cornejo

COMPARTE ESTA HISTORIA
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin