Si abusas del azúcar, dañas tu cuerpo: consejos sencillos para encontrar el equilibrio

El azúcar está en todo: no solo en chocolates, golosinas, refrescos y tortas, sino también en la salsa de tomate, las arvejas enlatadas, el pan, las barras de granola o el yogur, por nombrar solo unos pocos alimentos procesados

Como es más difícil alejarse de él que conseguirlo, muchas personas consumen el doble, si no el triple de sus necesidades diarias de azúcar cada día. Por eso, el consumo excesivo de azúcar es una de las causas principales de la obesidad en todo el mundo.

Muchas personas que se proponen moderar el consumo de azúcar terminan fracasando en sus intentos tan pronto como se encuentran deseando algo dulce para comer. ¿Por qué es tan difícil?

comer dulces

¿El azúcar provoca adicción?

Se sigue discutiendo la adicción al azúcar es una realidad o producto de una exageración, pero los últimos estudios respaldan que el azúcar tiene un efecto parecido a las drogas por la manera en que actúa en el cerebro.

El azúcar activa el sistema de recompensa del cerebro, lo que crea sentimientos intensos de gratificación, como hacen ciertas drogas (cocaína, nicotina y anfetaminas), de acuerdo al sitio de noticias científicas The Conversation.

El sistema de dopamina se activa ante la anticipación de sentimientos de placer, lo que significa que si hacemos del azúcar parte de nuestra rutina diaria, en varios puntos del día fijaremos nuestra atención en alimentos dulces, aun si no tenemos hambre. Esto puede arruinar la concentración y la productividad hasta que consigamos lo que el cerebro nos está pidiendo.

Por último, dejar el azúcar lleva a un estado de abstinencia, que es importante tener en mente a la hora de comenzar a moderar su consumo. Esto puede causar un deseo muy grande de comer dulces, acompañado de dolores de cabeza y cambios de humor, según una experiencia redactada en Mind Body Green.

tomando refresco gaseosa

¿Por qué moderar el azúcar?

Ahora que sabes que te dejará en un estado de abstinencia, tienes que saber que la recompensa es aún más grande. Si moderas el azúcar, prepárate para decirle adiós al acné y al cansancio en un par de meses. Sentirás un impulso nuevo de energía y estarás retrasando el envejecimiento de tu rostro. Además, tendrás menos grasa abdominal.

Pero además de los cambios que se ven por fuera, te estarás protegiendo contra numerosas enfermedades, entre ellas la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas (siempre que no comiences a comer más grasas perjudiciales). El azúcar podría también aumentar el riesgo de desarrollar depresión, de acuerdo a dos estudios desarrollados en el transcurso de varios años, que tuvieron como sujeto de estudio a 8 mil hombres y 70 mil mujeres.

comiendo postre fresas

 

Fuente: Vix
COMPARTE ESTA HISTORIA

Acerca del Autor

Sindy Cornejo

Noticias Relacionadas