Pastor evangélico detenido en Quito 6 años después de la desaparición de Juliana Campoverde

La madrugada de este miércoles 5 de septiembre del 2018 se realizó un operativo para detener a Jonathan C., pastor evangélico investigado por la desaparición de la quiteña Juliana Campoverde, cuyo paradero es desconocido desde el 7 de julio del 2012

Así lo informó la Fiscalía General del Estado. La intervención contó con la participación de los agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional. “Él fue la última persona que tuvo contacto con ella”, dice Elizabeth Rodríguez, madre de Juliana.

Un mensaje de Facebook escrito desde la cuenta de Juliana Campoverde, luego de su desaparición, es -a criterio del organismo de derechos humanos Inredh- una de las piezas fundamentales para tratar de esclarecer lo ocurrido con la joven de 19 años, quien desapareció en el sector de la Biloxi, en el sur de Quito. Un peritaje informático de la Policía determinó que aquel mensaje de Facebook fue enviado desde la computadora del pastor que dirigía la iglesia evangélica a la que concurría la joven. 

Familiares de Juliana Campoverde desaparecida hace seis años hicieron un plantón en los exteriores de la Confraternidada Evangélica Ecuatoriana. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Un mes y medio antes de desaparecer, Juliana estaba asustada por lo que él le había dicho. Ella le había comentado a su madre que el pastor quiso forzarle a hacer algo que no quería. Él le dijo que “a través de un sueño, Dios le reveló que debía casarse con su hermano”.

Eso no le gustó: Juliana se alejó de la iglesia a la que había asistido 10 años, luego de que su mamá se separara de su padre, Absalón Campoverde. Pero otro pastor comenzó a escribirle al Facebook y también le dijo que debía casarse.

Los religiosos están incluidos en el expediente fiscal. La madrugada de este 5 de septiembre, luego de casi seis años y dos meses de la desaparición, Elizabeth Rodríguez estaba pendiente de la detención del sospechoso. Ella espera respuestas de lo ocurrido con su hija. 

A las 09:00 se realizará una toma de versión del pastor en la Unidad de Flagrancias, en la avenida Patria y 9 de Octubre, centronorte de Quito. “Me interesa que él hable y diga dónde la dejaron, a quién la entregaron, qué hicieron con mi hija. Eso me interesa saber. Él fue la última persona que tuvo contacto con mi hija”.

Fuente: El Comercio
COMPARTE ESTA HISTORIA

Acerca del Autor

Sindy Cornejo

Noticias Relacionadas