La puerta del dragón: ¿por qué los edificios en Hong Kong tienen un agujero en la mitad?

Una mezcla de tradición, simbolismo y efectos prácticos ayudan a explicar por qué varias construcciones icónicas de la ciudad están atravesadas por un agujero

En Hong Kong, hay gente que quisiera que los dragones existieran. Varios rascacielos de lujo, hoteles, bancos y edificios del gobierno comparten una curiosa característica: están atravesados por un agujero cuadrado, al que muchos llaman “puertas de dragón”.

Ese detalle, aunque parezca un capricho del arquitecto o algo con una función netamente práctica, para algunos tiene una explicación mucho más espiritual.

Los orificios son parte de los principios del feng shui, una creencia de origen chino que sostiene que en determinado ambiente se pueden armonizar las energías para aumentar el bienestar, la fortuna y la prosperidad de quienes lo habitan.

Quienes creen en el feng shui tienen en cuenta la posición de los objetos, la decoración, los colores y la distribución de los espacios para que las energías fluyan de manera equilibrada con la naturaleza.

Así, en Hong Kong es común que las compañías constructoras y los clientes pidan la asesoría de un maestro feng shui para que esos principios de armonía se apliquen en el diseño del edificio que se está planeando.

“El feng shui es en muchos sentidos más parecido a una superstición que a una ciencia”, le dice a BBC Mundo Cole Roskam, profesor de historia arquitectónica en la Universidad de Hong Kong (UHK).

“Sin embargo, es influyente entre clientes y desarrolladores, por lo que los arquitectos deben prestarle atención”.

¿Puertas de dragones?

Roskam explica que es difícil cuantificar los beneficios del feng shui, pero en Hong Kong la tradición sigue siendo muy popular.

Y los agujeros son prueba de ello.

En el feng shui, los dragones son una figura muy importante, por eso, la creencia popular dice que es conveniente dejar estos orificios para que los dragones que bajan de las montañas puedan volar a través de ellos en su camino hacia la costa.

Se cree que bloquearle el camino a los dragones puede traer mala fortuna.

Pero no todos están de acuerdo con este mito.

“Ese orificio no es feng shui, es solo un truco de diseño”, le dice a medio internacional Mundo Raymond Lo, vicepresidente de la Asociación Internacional de feng shui.

“Los dragones en el feng shui representan la energía de la tierra, así que la energía de los dragones viene de la tierra, de las montañas y el paisaje, no de un orificio en el aire”.

“Nunca verás ese orificio en edificios tradicionales chinos del pasado”.

Según Wong Wah Sang, profesor de arquitectura en la UHK, “las puertas del dragón son simbólicas, en lugar de servir para la buena fortuna”.

“Los chinos dicen que cuando uno salta a la puerta del dragón, la fama florecerá. Pero eso no está relacionado con el feng shui”.

De manera mucho más terrenal, estos agujeros en parte sirven para mitigar el “efecto pared”, que se produce cuando la gran cantidad de rascacielos bloquean la vista, la luz y la circulación del aire.

Así, aunque los agujeros tengan una función práctica o simplemente simbólica, la superstición de los dragones parece ser más atractiva y por eso se ha vuelto una leyenda que ha hecho famosos a estos edificios de Hong Kong.

Fuente: t13
COMPARTE ESTA HISTORIA

Acerca del Autor

Sindy Cornejo

Noticias Relacionadas