Hasta que el dinero nos separe…

Las parejas pueden discutir por muchos motivos, pero uno de los principales es el dinero

Antes, la frase era: “Hasta que la muerte nos separe”. Tristemente, cada vez es más recurrente saber de historias de familias peleadas por dinero, o bien, de hijos se no se hablan con el papá por cuestiones económicas. Pareciera que el dinero tiene alma. ¿Pero será que el dinero tiene tanto poder para transformar a las personas y para deshacer familias que se supone eran muy unidas? 

La economía y el amor parecen dos cosas pertenecientes a diferentes mundos. La primera es pragmática, la segunda ideal. Sin embargo, dentro de una relación de pareja, estos dos elementos están muy cercanos. Es por eso que en “Hablemos de mujeres” hemos consultado a especialistas para abordar este importante tema.

Cómo enfrentar los problemas de pareja por dinero y mejorar la relación

Lo más importante para solucionar todos los problemas de pareja por dinero es hablar del tema y tratar de llegar a un acuerdo conjunto. Cuando una pareja habla sobre sus problemas tranquilamente y de manera abierta, no sólo los resuelve, sino que su relación se fortalece.

Un elemento que, con frecuencia, no es tomado en cuenta, es que quien gana más no es más importante. Si la pareja atiende el hogar, a los hijos, ayuda a establecer un ambiente en donde el otro puede desarrollarse y crecer…etc es tan importante como quien aporta más dinero.

También hay que tener en cuenta que al comprometerse a vivir con alguien esto supone también compartir no solo una casa, una cama, un coche… lo ideal para que una relación de pareja funcione es que se comparta todo. De esta manera nunca habría problemas por el dinero ni discusiones frecuentes por el mismo.

¿Cómo superar los problemas económicos?

En primer lugar, si tienes conflictos con tu pareja constantemente. Lo mejor es analizar el problema en la relación, observar lo que está sucediendo. Si el dinero es una de las raíces del problema, traten de descubrir cuál es la actitud de cada uno ante el mismo.

Es importante que ambos expreséis vuestros puntos de vista de una manera tranquila y respetuosa. Sin atacarse y con una actitud enfocada a la negociación. De esta forma, será más fácil encontrar una solución que sea satisfactoria para los dos. Para llegar a un acuerdo mutuo, es importante establecer un tiempo y un lugar para hablar sobre el problema. Entonces podréis hablar con calma y sin interrupciones.

Por otro lado, no permitas que el dinero esté presente en la mayor parte del tiempo que compartes con tu pareja o en casi todas vuestras conversaciones. El dinero es algo material, y aunque sea importante para vivir y cubrir las necesidades básicas, no dejes que sea el protagonista de la relación. Habla sobre lo que aporta cada uno en la relación, no sólo en cuestión económica, sino en cuanto a los demás aspectos de la relación y del hogar, que son incluso más valiosos que el dinero.

Si el problema es que utilizas el dinero como un elemento de poder, para dominar o para sentirte importante, pregúntate por qué lo haces. Es muy probable que tengas que trabajar en tu autoestima y/o en algunas creencias equivocadas sobre lo que le da valor a una persona.

Fuentes: psicoterapeutas, hablemos de mujeres

AUTOR

Lizeth Mosquera

COMPARTE ESTA HISTORIA
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin