Este 2018 las características del perro regirán al zodiaco asiático junto al elemento Tierra

Este es el nombre que recibe en el extranjero el Año Nuevo chino al que también suelen llamar Fiesta de la Primavera. Y es la celebración tradicional más importante del año calendario chino, pese a que cada vez cobra más protagonismo en otros países del este de Asia.

De acuerdo a lo que indica el calendario lunisolar que utilizan los chinos para medir el tiempo, los festejos arrancan junto en el momento en que comienza el primer mes lunar y concluyen 15 días después, cuando el cierre queda a cargo del Festival de los faroles.

En estas poco más de dos semanas es cuando se produce la mayor migración humana del planeta, el “movimiento de primavera”: millones de personas viajan a sus lugares de origen para celebrar las fiestas con sus familias.

¿Por qué la fecha no es siempre la misma? Es que el año nuevo chino cae en el día de la luna nueva más próximo al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera del hemisferio norte. Por eso, la fecha puede caer entre el 21 de enero y el 18 de febrero.

Una tradición difícil para los más jóvenes

Centenares de millones de chinos festejan en familia el Año Nuevo lunar, pero cada vez son más numerosos los que prefieren hacer turismo, en particular los jóvenes que quieren escapar de la presión familiar.

Conforme a la tradición, Zhang Hao, de 30 años, tendría que haberse juntado el domingo con su familia, en Harbin, su ciudad natal, para festejar el comienzo del Año del Mono. Sin embargo, optó por pasar una semana al sol en Tailandia en vez de ir a Harbin, en la fría Manchuria, a 1.200 km de Pekín.

“Este año decidí ir al extranjero. Mis padres quieren que me case”, una presión que no soporta, dice a AFP Zhang, que gastó unos 2.500 dólares en su viaje a Tailandia.

La noche del Año Nuevo lunar es el momento en que todas las generaciones de la familia se reúnen en torno a un festín de ravioles y mira la emisión de gala de la televisión china CCTV. Sin embargo, la urbanización, el desarrollo del individualismo y una relativa independencia financiera, empujan a los jóvenes a esquivar ese encuentro familiar, durante el cual los padres tienden a organizar la vida de sus hijos, instándolos a casarse, a tener hijos, a cambiar de trabajo y otros consejos similares.

“Para las viejas generaciones, nada es más importante que la reunión familiar pero hoy los jóvenes son cada vez más independientes. Una gran parte de mis amigos ya no quiere mirar el programa de gala del Año Nuevo en la televisión, lo que antes era inimaginable”, afirma Zhang.

El año del perro: los perros como grandes maestros en cuestiones de amistad

El reinado del perro propone aprender de su humildad e incondicionalidad, características esenciales de este animal que regirán las lunas de los 12 signos del zodiaco chino hasta el 4 de febrero de 2019.

Los chinos consideran a los perros como grandes maestros en cuestiones de amistad, por su capacidad para hacer amigos y la entrega con que viven y aman. Por tanto, este año podrían resaltar valores universales como el diálogo y la solidaridad, que además son características del signo del perro.

El signo zodiacal del perro también simboliza la inteligencia y protección, aunque puede convertir el 2018 en un período sensible, durante el cual activistas no dudarán en exigir cambios radicales y manifestarse como asociación al ladrido.

Fuente: Vanidades, Sputnik, La Nación
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here