El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena retiró las órdenes europeas e internacionales de detención dictadas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsejeros Antonio Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, quienes viajaron a Bélgica después que el parlamento regional declarara la secesión de Cataluña. Además, el magistrado ordenó que se comunique su decisión a las autoridades belgas para que dejen sin efecto la colaboración solicitada por España.

Sin embargo, el Juez mantiene la orden española de detención contra Puigdemont y los exconsejeros fugados, por lo que serían los cinco detenidos cuando regresen a España. Así, el juez ha dado un inesperado cambio de rumbo a la causa abierta por rebelión contra los líderes independentistas y al inicio de la campaña electoral del 21 de diciembre, en la que el líder catalán participa por ahora a través de videoconferencia desde Bélgica.

El gobierno español de Mariano Rajoy convocó las elecciones el 27 de octubre después de destituir al ejecutivo regional y tomar control de la región, cuyo Parlamento acababa de declarar la secesión.

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here