El continente antártico es hogar de gran cantidad de centros de investigaciones de diferentes países y por segundo año consecutivo científicos británicos deben cerrar el suyo por el peligro que revisten las grandes grietas en su superficie

Los expertos a cargo de la base antártica Halley VI decidieron evacuar al personal y cerrar el centro de investigación por el riesgo que supone esta fisura que crece en extensión y estaría relacionada con el cambio climático.

antartida icberg1

La antártica es hogar de una gran cantidad de bases internacionales dedicadas principalmente a la investigación científica y en una de ellas opera el British Antarctic Survey (BAS), que por segundo año consecutivo debió evacuar a su personal debido a un amenazante fisura en la superficie del continente helado.

Los expertos del BAS primero relocalizaron su centro de investigación que se halla sobre la plataforma de hielo Brunt en enero de este año, pero el crecimiento de la grieta bautizada como Halloween por la fecha en que fue descubierta, hizo que el trabajo de los científicos y personal de la base fuese demasiado peligroso.

La grieta Halloween había permanecido sin grandes cambios por más de 35 años, permitiendo que los científicos del British Antarctic Survey llevaran allí sus investigaciones sobre clima y los efectos del agujero en la capa de ozono que justamente es muy fuerte en esa área.

Jane Elizabeth Francis directora del BAS y científica condecorada por sus investigaciones en el polo sur, declaró que este fuerte cambio en la grita Halloween se debe al impredecible poder de la naturaleza, algo de lo que hemos sido testigos los últimos años.

El trabajo de los científicos del BAS ha sido clave para entender los efectos del impacto de los rayos solares sobre el planeta en áreas casi desprovistas de la protección del ozono, justamente una de las consecuencias del calentamiento global.

La base Halley VI permanecerá cerrada por precaución hasta que comience el próximo invierno antártico que se extiende de marzo a noviembre, aunque el monitoreo satelital tanto de imágenes como metereológico sobre la zona seguirá presente

Parte del personal del British Antarctic Survey se trasladó a otras bases antárticas mientras que otros volvieron a Inglaterra a espera que inicie nuevamente el invierno antártico, pero el futuro de este importantísimo centro de investigación es incierto al menos en su ubicación actual.

Una muestra de cómo el cambio climático afecta al continente antártico, justamente donde se realizan investigaciones científicas para comprender los efectos de este fenómeno causado por los mismos humanos y que solo promete empeorar.

 

 

Fuente: Vix.com
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here