Los corredores ecuatorianos Richard Carapaz, Jhonatan Narváez y Jonathan Caicedo fueron separados de la delegación presente en los Juegos Bolivarianos tras haber sido encontrados en estado etílico en un restaurante.

El hecho, que sucedió anoche, se conoció recién en las últimas horas y con los corredores en cuestión de regreso en su país. Así lo confirmó Augusto Morán, Presidente del Comité Olímpico de Ecuador en declaraciones a la prensa de Colombia, sede de los Juegos.

Según el directivo, los tres talentosos corredores protagonizaron un hecho bochornoso y fueron informados. Como resultado de las pesquisas, el propio Morán determinó que sus atletas estaban en estado de ebriedad y se decidió que retornaran a Ecuador.

Vale la pena mencionar la entidad de los atletas, dos de los cuales pertenecen a formaciones del World Tour: Carapaz es miembro del Movistar Team de Nairo Quintana, y Narváez fue contratado por Quick-Step Floors para 2018.

“Hubo un informe, me llamaron a altas horas de la noche y, tras analizar las evidencias, se tomó la determinación de separarlos de la delegación y enviarlos a Ecuador”, indicó Morán, que también avisó de posibles procesos disciplinarios de la Federación ecuatoriana de ciclismo.

Fuente: Ciclista internacional

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here