En el Santuario Marino Darwin y Wolf, al norte del archipiélago de Galápagos, se realizó por primera vez un ultrasonido y toma de muestras para exámenes de laboratorio a un tiburón ballena en estado silvestre, como parte del Proyecto de Monitoreo y Marcaje de Cetáceos en Galápagos, ejecutado por la Dirección del Parque Nacional Galápagos (DPNG), la Universidad San Francisco de Quito, la Escuela Superior Politécnica, Massey University de Nueva Zelanda, y el Galapagos Whale Shark Project.

Durante este primer recorrido, los especialistas realizaron un este estudio a un tiburón ballena macho sexualmente maduro, de 9.5 metros de largo. “Nunca antes se había logrado un procedimiento así en un espécimen en estado natural; este es el primer tiburón ballena silvestre a nivel mundial que proporciona información para determinar su estado de salud y fisiología” dijo Harry Reyes, técnico de la Dirección del Parque Nacional Galápagos.

“En este viaje se contó con la intervención de expertos de la Fundación Churashima de Okinawa, Japón, que trabajan a diario con esta especie en cautiverio, realizando regularmente procedimientos similares, aplicar estos conocimientos a la vida silvestre es un gran paso para la ciencia”, manifestó Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos.

Además se realizaron los primeros ultrasonidos a tres hembras de tiburón ballena y muestras de sangre a otra hembra adulta de 11.5 metros, la cual había sido marcada en años anteriores. Las imágenes del ultrasonido no mostraron evidencia de embriones. Los análisis de la muestra de sangre ayudarán a determinar su estado reproductivo.

Estos logros, son el resultado de varios años de trabajo del Galapagos Whale Shark Project con la DPNG y varios colaboradores, en particular el Acuario de Georgia en Atlanta y la Marine Megafauna Foundation. Esto demuestra la importancia de realizar estudios colaborativos para mejorar el conocimiento sobre las especies marinas migratorias amenazadas en la región.

Uno de los objetivos del proyecto es realizar ultrasonidos a cetáceos, especialmente a tiburones ballena hembras, posiblemente preñadas, que anualmente se congregan en el Santuario Marino, con el objetivo de determinar el estado de gestación y salud, a través de la toma de muestras de sangre.

Fuente: Ministerio del Ambiente

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here