El hecho sucedió el fin de semana pasado en Minneapolis. La mujer, identificada con el nombre de Justine Damond, llamó al a policía al sospechar de una posible violación cerca de su casa.

La trágica muerte ocurrió cuando se acercó al coche patrulla, y uno de los agentes le disparó y murió.

No hubo testigos de la escena, la única versión de los hechos es la de los agentes, e incluso las cámaras de vídeo del coche patrulla estaban apagadas.

Las autoridades exigieron justicia en representación de los familiares de la mujer.

Fuente: Agencias internacionales

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here