En Estados Unidos, un gigantesco socavón, “se tragó” dos casas en Florida.

Según medios locales, el agujero sigue creciendo, por lo que se ha evacuado a diez viviendas cercanas.

Se conoce que no se han registrado víctimas por el hundimiento del suelo. Aún no se establecen las causas del socavón.