¡Realmente una gran idea! Aprendamos cómo congelar hierbas frescas en aceite de oliva para conservar.

Un puñado de orégano, menta o tomillo puede agregar sabor y aroma a nuestras recetas y transformarlas en un manjar.

Un método muy importante en gastronomía es la conserva de alimentos, ya que nos permite contar con el sabor de los productos frescos en todo momento.

Conservar hierbas congeladas en aceite

La conservación de hierbas aromáticas en aceite de oliva evita que las hierbas se quemen por el frío y conserva intacto su sabor

Ingredientes:

  • Hierbas aromáticas frescas: romero, orégano, salvia, hinojo, tomillo
  • Aceite de oliva
  • Cubeteras de hacer hielo en el congelador
  • Papel film transparente

 Procedimiento

  • Las mejores hierbas aromáticas para conservar con este método son las de hojas más gruesas, como romero, salvia, tomillo y orégano. Evita congelar albahaca, menta y melisa, ya que estas hierbas resultan mejor usándolas frescas.
  • Elige hierbas frescas con hojas firmes, recién compradas o de tu jardín
  • Llena las cubeteras en 2/3 de su capacidad cada espacio y rellena hasta el borde con aceite de oliva.Cubre ligeramente con papel film y congela durante toda la noche.
  • Al otro día, retira los cubos de la cubetera y consérvalos en bolsas para freezer en el congelador. ¡No olvides etiquetar cada bolsa!

Nota: Estos cubos de hierbas y aceite de oliva serán perfectos para utilizar en preparaciones que lleven aceite, como un guiso, un estofado, un puré de papas o una sopa.

Fuente:La Bioguia