La historia gira alrededor de Alma Hernández Quijano una mujer a quien todos consideran buena y generosa, pero en nadie se imagina que en realidad su maldad no tiene límites y no se detendrá ante nada para lograr sus objetivos. Todo empieza cuando Don Carlos de la Vega, dueño de las joyerías De la Vega-Quijano, acusa de fraude a José Luis Hernández, sobrino político de su mujer, doña Josefina Quijano.
Ofelia Quijano, sobrina de Josefina y esposa de José Luis, pide ayuda a su tía, pero ésta sólo piensa en su propia hija, Roxana, que sufre una enfermedad terminal. Poco después, José Luis y Ofelia sufren un accidente mortal del que sólo sobrevive la hija de ambos, Alma, quien va a parar a un orfanato. Un año después, Josefina, atormentada por la culpa de no haber ayudado a su sobrina Ofelia, decide hacerse cargo de su sobrina-nieta, la pequeña Alma que junto a Daniela (hija de Roxana quien fallece al mismo tiempo que los padres de Alma) crecen como hermanas y siendo muy queridas por Josefina. Sin embargo, Alma siente un profundo rencor hacia su tía-abuela por no haber ayudado a sus padres y hacia Carlos por considerarlo el culpable de sus muertes.
Alma comienza a planear su venganza contra su familia, empezando por provocar la muerte de su tío-abuelo siendo aún una niña y, ya adulta, manteniendo una relación amorosa con Armando de Alba, el prometido de su prima Daniela y amigo de la infancia de ambas. Nadie puede imaginar que Alma es una mujer perversa y malvada a quien solo le importa destruir a la familia De la Vega-Quijano.
Compartir
Artículo anterior¡Hola mundo!
Artículo siguienteCielo Rojo – Sinopsis